Páginas

domingo, 13 de noviembre de 2011

El Alquimista

"Cuando una persona desea realmente algo, el universo entero conspira para que pueda realizar su sueño".

Esta frase es el mensaje que en sí encierra este libro, pues trata de un muchacho llamado Santiago que desde un comienzo obedeció su corazón y decidió hacer lo que más le gustaba, viajar. Había pasado tiempos desde que él dejó su hogar, su familia y el destino que le tenían preparado si se quedaba. La única manera de poder viajar y ser independiente a la vez, fue de convertirse en pastor y conseguir su propio rebaño de ovejas que le darían el sustento necesario vendiendo su lana mientras el seguía conociendo las distintas ciudades de la regíón de Andalucía.

Un dia, antes de que anochezca llegó a una iglesia en ruinas, donde determinó quedarse para pasar la noche, se aseguró de sellar las salidas de tal edificación para que no tuviera el trabajo al día siguiente de encontrar a una oveja prófuga. Esa noche había vuelto tener el mismo sueño por segunda vez; pero frustrado de haberse despertado antes de completarlo tal y como la vez anterior.

Consternado el joven pastor y sin desaprovechar la oportunidad acudió a donde una anciana gitana; que según él le podía ayudar con el significado de su sueño, sin embargo no cumplió sus expectativas, razón por la cual después de tanto pensarlo se convenció que sería mejor olvidarlo.

Esta decisión desencadenó que los siguientes sucesos en su vida sean para que él no desista de su sueño, su "tesoro", tener el coraje para dejarlo todo cuanto conocía y poseía para ir en pro de sus sueños realizando el mayor viaje de su vida a través del desierto, encontrándose con personas que cada una le daba parte de sus enseñanzas y experiencias al joven pastor, superando así obstáculos y pensamientos erróneos que se le presentaban al sucederle algo negativo en el transcurrir del viaje, siendo la bendición no aceptada de otros, pero que a la pos aceptada mediante la creencia de que "todo esta escrito" y si sucede algo es porque así debe ser y no queda más que aceptarla.

No obstante, hay algo que supera lo anterior y que el propio joven pastor había aprendido por sí mismo y fue el que poco a poco comprendiese el Lenguaje Universal con el que se entienden todas las cosas, porque todo pertenece a una sola, el "Alma del Mundo" y a interpretar las señales que la vida le deparaba para mejorar el presente y elegir la mejor solución a sus problemas momentáneos, lo que le sirvió para descubrir a través de su vida lo que más tarde conocería como la Gran Obra y completar la Leyenda Personal destinada para él.

En lo que respecta a mi opinión, diría, que no por nada se ha convertido este libro en un best seller; a pesar de que no me gustan mucho las lecturas que contienen bases religiosas (que explican todo y no predicen nada), me ha encantado porque deja un profundo mensaje de que todo es posible cuando nos lo proponemos fervientemente y que ninguna persona se debería conformar con lo que posee cuando tiene la oportunidad de evolucionar y conseguir algo mejor, que por ningún motivo debemos dar importancia a lo que las personas piensen de nosotros más que el deseo de cumplir nuestro sueños.

Dirigirse a El Alquimista